Un día con Phillo

Sep 5th

También conocido como phillo, filo, fillo, phyllo, etc. Cuando encontré un paquete de esta pasta en mi super de la esquina, fui muy feliz. Coincidió con el cumpleaños de mi hermana y como si fuera concurso de Master Chef, me dijo que quería algo con almendras, chocolate y coco. Después de pensar por 3 minutos se me ocurrió estas monadas: Envueltos de pasta filo con almendra, chocolate y coco. Como si fueran un dulce arabe… Algo parecido.

Todo empieza con almendras (o algún tipo de nuez) y coco tostado, agregué un poco de canela para darle un toqué diferente… Al horno unos cuantos minutos para que estén dorados.

Luego al procesador de alimentos junto con un poco de azúcar, chocolate amargo y mantequilla…

Se convierte en el relleno…

Ahora a trabajar con la pasta. Es una pasta muy delicada que por sí sola no tiene mayor sabor y tiende a secarse en un segundo. Lo primero que hay que tener cerca en todo momento es una toalla humeda para tapar lo que no estamos usando, y lo segundo, mucha mucha mantequilla derretida.

Empieza despegando láminas de pasta, dependiendo de cómo viene doblada vas a tener que ver cómo conviene trabajarla. Para hacer molotitos como los mios, necesitas rectángulos que a lo ancho sean un poco más grandes que el molde de mini cupcakes. Afortunadamente no es una ciencia exacta…

Despega las diferentes capas y barniza con mantequilla entre cada una. Por cómo estaba doblada la pasta no pude despegar cada capa completa y terminé despegando los rectángulos y barnizando después…

Acomoda en los moldes y rellena con la mezcla, aplana con una cuchara. Usando la mantequilla como pegamento, cierra el molotito con los dedos.

Termina toda la charola… (seguramente te sobrará pasta, haz otro tipo de figuras, como rollos o en un molde cuadrado pon capas de filo y relleno… hay muchas formas).

Mientras están en el horno, haz un jarabe con partes iguales de agua y miel. Cocina a fuego medio por algunos minutos para que se concentre ligeramente.

Cuando los molotitos están listos y doraditos, sácalos del horno e inmediatamente baña con una cucharada y media del jarabe. Deja entibiar.

Y sirve!

Molotitos de filo rellenos de almendra, coco y chocolate

  • 1 kilo de pasta philo
  • 2 tazas de almendra
  • 2/3 coco rallado endulzado
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/4 taza de azúcar
  • 2/3 taza de chispas de chocolate amargo o semi amargo
  • 2 barritas de mantequilla derretida, dividida
  • 1/2 taza de miel de abeja
  • 1/2 taza de agua
  1. En una charola pone el coco, las almendras y la canela, mezcla y hornea por 10 minutos a 150ºC sólo hasta que se empiecen a dorar.
  2. En un procesador de alimentos pon la mezcla de almendras, el azúcar y chocolate, pulsa para hacer una pasta. Agrega 4 cucharadas de mantequilla derretida y mezcla bien. Reserva.
  3. Usando un trapo húmedo para tapar la pasta que no estás usando, corta rectángulos de pasta del ancho de los moldes y tres veces lo largo. Con una brocha o cuchara barniza con mantequilla entre cada capa de pasta. Deberán ser 3 o 4 capas de pasta para cada rectángulo.
  4. Acomoda la pasta en un molde de mini cupcakes previamente engrasado, rellena con un poco de mezcla (como una cucharada, dependiendo del tamaño de molde). Une las orillas para cerrar el molotito.
  5. Hornea por 20-25 minutos a 155ºC o hasta que estén ligeramente dorados.
  6. Mientras tanto, en una ollita, mezcla la miel de abeja con el agua y hierve a fuego lento por 5 minutos, para hacer un jarabe.
  7. Cuando los molotitos salgan del horno y sigan calientes pon una cucharada o cucharada y media del jarabe sobre cada uno. Deja entibiar, desmolda y sirve.
  Te gustó?

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *