Crème brûlée

Oct 11th

Este es un postre clásico. Deliciosos y que apantalla sin duda. Otra sorpresa: es muy fácil de hacer.  Lo que necesitas para hacer que la natilla sea un créme brûlée es un soplete, este lo encuentas en cualquier tienda de repostería o tienda departamental. cremebrulee Empieza con crema y vainilla (es un buen lugar para usar una vaina de vainilla, yo prefiero pasta de semillitas de vainilla). Calienta y justo antes de que suelte el hervor apaga el fuego y deja reposar. DSC03801En otro bowl, bate a mano las yemas con el azúcar por un par de minutos.

DSC03802Poco a poco agrega la crema caliente a las yemas, batiendo constantemente. Empieza con una cucharada de crema para que las yemas se “vayan acostumbrando” al calor, o temperando. Esto es para que no termines con huevo revuelto azúcarado. No es yummy.DSC03804

Continúa poco a poco hasta terminar con toda la crema.DSC03806

Pasa la mezcla por un colador (para quitar cualquier imperfección del huevo- o parte semi cocida) y vacía en trastes bajos para hornear. Todo va en una fuente para Baño María. Puede ser una charola o refractario más grande. Ya en el horno, llena con agua caliente, cuidando no salpicar en las natillas. DSC03811 Hornea por 30-35 minutos, dependiendo del traste, o hasta que al mover ligeramente el centro de la natilla se mueve como gelatina. Deja enfríar por completo. Tapa con plástico y refrigera hasta que sea momento de servir, al menos dos horas y hasta dos días.DSC03815

A la hora de servir, quita el plástico con cuidado y espolvorea con suficiente azúcar (yo usé una combinación de moscabado y azúcar refinada) para tapar toda la superficie. Usa el soplete para caramelizar la cubierta. DSC03817 DSC03824 DSC03825 DSC03826

Créme Brûlée (4-5 platitos)

  • 1 taza de crema para batir
  • 2 yemas
  • 1/3 de azúcar
  • pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de vainilla (o pasta de vainilla, o semillas de una vaina)
  • azúcar para caramelizar
  1. En una cacerola, calienta la crema con la vainilla, justo antes de que suelte el hervor apaga el fuego.
  2. En otro bowl, bate las yemas con el azúcar y sal.
  3. Agrega la crema caliente a las yemas, poco a poco para temperar las yemas, batiendo constantemente.
  4. Pasa la mezcla por un colador fino y vierte en trastes planos.
  5. Hornea usando un refractario grande como Baño María por 30-35 minutos a 150ºC o hasta que sólo el centro se mueva ligeramente al mover el traste.
  6. Retira del horno y del Baño María y deja enfriar por completo. Tapa con plástico y refrigera hasta que sea momento de servir, por lo menos 2 horas.
  7. A la hora de servir, espolvorea las natillas con suficiente azúcar para cubrir la superficie y usando el soplete carameliza. Sirve inmediatamente.
2 Te gustó?

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *